-A +A
Inicio >> Novedades >> Todas las claves de la revolucionaria cirugía robótica

Todas las claves de la revolucionaria cirugía robótica

Todas las claves de la revolucionaria cirugía robótica
25-01-2021

En el año 2014 se llevó a cabo la conferencia 'Norbert Wiener in the 21st Century', de la asociación de ingenieros más importante del mundo: el Instituto de Ingenieros en Electricidad y Electrónica. Esto fue para conmemorar 120 años del nacimiento y 50 de la muerte del matemático y filósofo estadounidense Norbert Wiener (1894-1964). Junto con otras figuras clave de la época, como Alan Turing, John von Neumann y Claude Shannon, dieron lugar al nacimiento de las ciencias de la computación. Se pretendía, entre otras cosas, mantener vivo el espíritu de Wiener, que ya entonces advertía sobre la importancia del buen uso de la automatización de las máquinas y del peligro que encierra que controlen actividades humanas.

"Siempre que una máquina pueda ayudarnos, se evalúa su rentabilidad inmediata y su posibilidad para mejorar o sustituir alguna función humana"

Siempre que existe una máquina que puede ayudarnos, se evalúa su rentabilidad inmediata y su posibilidad para mejorar o sustituir alguna función humana. Los aspectos éticos y morales se tratan en función de su potencial mal uso o de la posibilidad de escapar a controles convencionales.

Cirugía laparoscópica

Las dos últimas décadas del siglo XX sirvieron al crecimiento exponencial de la cirugía laparoscópica (CL) y se asignó la denominación de cirugía mínimamente invasiva (CMI) a la que se realizaba a través de pequeñas incisiones. Una técnica que se ha impuesto para muchos de los procedimientos quirúrgicos, pero que exige un importante entrenamiento y destreza a la hora de escalar en la complejidad de las intervenciones y se antojaba al alcance de muy pocos cirujanos. Esto se debía, básicamente, a las limitaciones que de hecho tiene por su reducida ergonomía.
En los albores del siglo XXI llega una máquina que consigue transcribir los movimientos de la mano del cirujano. Basada en procesos desarrollados para la telecirugía, rompe el concepto de campo quirúrgico como relación directa del cirujano con el paciente, ya que la intervención se realiza desde una consola con una visión magnificada y tridimensional de este campo. Desde la consola, se trabaja con un 'joystick', y el movimiento discurre sin temblor y consigue siete grados de libertad frente a los dos de la cirugía laparoscópica, por lo que logra elevar la precisión. Se elimina la ejecución directa con la mano y mejora algunos aspectos, pero por ahora no consigue la sensación háptica, que se ve compensada con la excelente visión e inmersión en el campo quirúrgico.

Cirugía digital

Así versan algunas de las publicaciones que tratan la realidad de la cirugía actual, esto se debe a la posibilidad de recopilación, almacenamiento y procesamiento de datos a gran escala o 'big data', por lo que el mundo digital no parece tener límites. Solo 65 años después del inicio de las ciencias de la computación, nos encontramos inmersos en una tecnología que está transformando nuestros quirófanos.

La cirugía robótica se incluye dentro de este proceso de digitalización, por cambios en la ejecución de la cirugía laparoscópica y por la posibilidad de incorporar el procesamiento de datos en tiempo real, para optimizar la técnica quirúrgica.
Como hemos visto en la anterior edición de este blog dedicado a la 'cirugía de precisión', la mejora del abordaje quirúrgico mediado por la imagen con modelos de simulación, realidad aumentada e impresión 3D tiene un futuro inmediato en su incorporación a la cirugía robótica. De una forma simplificada, el robot es una máquina que digitaliza el movimiento analógico que realiza el cirujano desde una consola, una máquina que obedece al modelo 'amo/esclavo', es decir, que no realiza ningún movimiento ni acción que no ejecute el cirujano, pero a su vez una máquina en la que se van a poder incorporar diferentes programas que pongan ante nosotros funciones que no somos capaces de realizar. En este sentido, mejora las aptitudes para operar no sustituyendo una función humana sino añadiendo funciones que no lo son.

¿Operamos mejor con robot?

Operar mejor a un paciente significa: reducir el trauma quirúrgico, recuperar una función reducida o perdida y poder mejorar el pronóstico de vida. El razonamiento humano tiene una dirección que en general parte de la observación y el conocimiento previos. El proceso deductivo hace que la información sea realmente valiosa para el desarrollo de la mente y es la base del progreso. Cualquier avance tecnológico se enriquece con el conocimiento y la destreza humanos, y esto es lo que sucede con el robot quirúrgico.
Operaremos mejor si somos mejores cirujanos y conseguimos utilizar el robot de forma óptima. Al igual que cualquier otra máquina que aprendamos a usar, encontraremos diferencias según quien lo ejecute.

10 años después del inicio de la cirugía robótica

Nuestra experiencia después de más de 10 años de trabajo con esta tecnología nos ha permitido hacer algunas reflexiones en cuanto a lo que debería ser un programa de cirugía robótica. Los hospitales tienen servicios de cirugía en los que coexisten cirujanos de mayor y menor experiencia y residentes de cirugía. La cirugía robótica debería contar con un programa de formación intrahospitalaria, en el que se estableciera quién enseña, quién acredita y quién audita la enseñanza, para lo que se debería contar con 'líderes de esfuerzo' con suficiente capacidad e imparcialidad para asignar la realización de los procedimientos quirúrgicos y supervisar el ascenso en complejidad de las intervenciones.

"Operaremos mejor si somos mejores cirujanos y conseguimos utilizar el robot de forma óptima"

La capacidad para optimizar el trabajo con el robot es una carrera individual, por lo que no todos los cirujanos adquirirán maestría en el mismo periodo de tiempo ni tampoco para todo tipo de intervenciones, sobre todo teniendo en cuenta la división actual de la especialidad de cirugía dentro de los hospitales y la disponibilidad para la utilización del robot; y lo que resulta ser más importante, la experiencia en cirugía abierta y laparoscópica no siempre es una credencial para la cirugía robótica.

Hacia dónde va la cirugía

La cirugía oncológica forma parte del proceso terapéutico de la enfermedad tumoral. En la medida que podamos sumar precisión y personalización al tratamiento quirúrgico de los pacientes nos estaremos ajustando a lo que necesitan y eso se traduce en efectividad en el tratamiento. En la actualidad y a pesar de que la cirugía robótica se sigue considerando más cara, su implacable avance se impone, y resultados preliminares de algunos estudios realizados en nuestro centro de coste /efectividad han arrojado ventajas en cuanto a la estimación de beneficio sobre la salud según las guías de 2008 que establece The National Institute of Health and Care Excellence (NICE).

Aun cuando la información pueda llegar a ser ilimitada, si no atraviesa el proceso deductivo necesario para su conocimiento, dejará de cumplir su función y ya no será valiosa convirtiéndose en una mera interferencia. El error está en pensar que más información es más sabiduría.

Hoy cedemos a la informática una ininteligible cantidad de datos, para que realice algoritmos que nos indiquen lo que hemos de realizar y a esto lo designamos genéricamente como 'medicina de precisión'. Sería importante recordar las advertencias de Wiener y poder afrontar el futuro sin miedo a perder el dominio sobre las máquinas.

Eventos

L M M J V S D
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 

Eventos

L M M J V S D
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28