-A +A
Inicio >> Actividad Cientifica >> Tratamiento de la Hipertension Portal en Enfermos con Opcion de Trasplante Hepatico

Tratamiento de la Hipertension Portal en Enfermos con Opcion de Trasplante Hepatico

INTRODUCCION
La hipertensión portal es el resultado de un incremento en la resistencia vascular al flujo sanguíneo portal. La hipertensión portal tiene significación clínica cuando el valor del gradiente de presión sobre la vena cava (gradiente de presión portal) es mayor de 12 mm Hg. La hemorragia por varices esofágicas es una complicación grave y frecuente de la hipertensión portal. La mortalidad del episodio hemorrágico es del 35%. Los principales factores relacionados con el pronóstico son la intensidad de la pérdida hemática, la gravedad de la enfermedad hepática y el fracaso en el control de la hemorragia. Entre los supervivientes al episodio hemorrágico, el 30% tienen recidiva hemorrágica precoz (7 días después de la hemostasia primaria) estando ésta relacionada con la presencia de hemorragia activa en el momento de la endoscopia, insuficiencia renal, existencia de hepatocarcinoma y el valor de la presión de las varices y de la presión portal. Durante éste período es cuando se produce la mayor incidencia de mortalidad. Los objetivos del tratamiento de la hipertensión portal son por tanto, aumentar la supervivencia durante el episodio agudo, prevenir la recidiva y disminuir la incidencia de la primera hemorragia por varices.

TRATAMIENTO DE LA HEMORRAGIA AGUDA POR VARICES
La hemorragia por varices es una urgencia médica que debe ser tratada siguiendo un protocolo específicamente planificado y desarrollado en una unidad de cuidados intensivos. El tratamiento conlleva unas medidas generales y una terapéutica específica que tiene como objetivo obtener la hemostasia en el lugar de la hemorragia.

MEDIDAS GENERALES
Las medidas generales están dirigidas a efectuar una reposición de la volemia y prevenir las complicaciones.
La reposición de la volemia se realizará mediante la administración de soluciones cristaloides y cuando los requerimientos para recuperar la volemia superen los 2000 ml es recomendable emplear una cierta proporción de coloides para evitar una excesiva pérdida de presión oncótica plasmática. Las transfusiones de sangre se efectuarán para mantener el hematocrito en el 30%. La monitorización se hará de forma hemodinámica y mediante la obtención de controles analíticos de hematocrito y hemoglobina. La transfusión de plasma está indicada en los pacientes que reciben una transfusión masiva y en los pacientes con trastornos graves de la coagulación.

Eventos

L M M J V S D
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31