-A +A
Inicio >> Actividad Cientifica >> Trasplante Hepatico por Cirrosis Criptogénetica

Trasplante Hepatico por Cirrosis Criptogénetica

INTRODUCCION
Etimológicamente, el término criptogenética procede de las palabras griegas genesis (origen) y kryptos (oculto). Esta denominación se aplica, pues, a aquellas cirrosis en las que no se puede identificar una etiología específica. La cirrosis criptogenética (CC) es, por definición, un diagnóstico de exclusión que implica que se ha realizado una búsqueda exhaustiva de las diferentes etiologías de cirrosis. El enfoque diagnóstico variará en función de las causas más frecuentes de enfermedad hepática crónica en cada área pero, en general, debe incluir los procesos expuestos en la tabla 18.1. En el caso de que se hayan aplicado sin éxito las medidas diagnósticas convencionales para el reconocimiento de la etiología de una cirrosis, antes de considerar que se trata de una hepatopatía criptogenética debería descartarse una infección oculta por virus de la hepatitis B (VHB) o virus de la hepatitis C (VHC), así como examinar si existe algún dato que indique la existencia de un proceso autoinmune, como hipergammaglobulinemia o enfermedad extrahepática de base autoinmune.
El porcentaje de pacientes con cirrosis criptogenética ha ido disminuyendo en los últimos años a medida que la incorporación de nuevos procedimientos diagnósticos, especialmente serológicos y virológicos, ha permitido reconocer la etiología de enfermedades que eran hasta hace poco consideradas de causa desconocida. Sin duda alguna, el avance más relevante ha sido haber podido incluir un porcentaje importante de estos casos en el grupo de las cirrosis provocadas por el virus de la hepatitis C, a partir del descubrimiento de este virus. En los años setenta, más del 50% de las hepatitis crónicas y cirrosis eran consideradas criptogenéticas. Después del descubrimiento del VHC, más del 80% de estos casos pueden atribuirse a un a infección por este virus4. El hallazgo reciente del virus de la hepatitis G (VHG)5,6 y del virus TT (TTV)7 ha impulsado la realización de numerosos estudios para determinar su responsabilidad en la etiología de hepatopatías de origen no filiado, si bien los resultados disponibles hasta la fecha no apoyan que estos virus provoquen enfermedad hepática.
A pesar de los grandes avances en el diagnóstico de las enfermedades hepáticas, aún existe un subgrupo significativo de individuos con cirrosis de etiología sin esclarecer. Como la cirrosis criptogenética sigue siendo un proceso sin una etiología específica que, con toda probabilidad, representa en realidad un espectro de enfermedades, no es de extrañar que apenas existan estudios que hayan analizado específicamente los resultados del trasplante hepático (TH) en esta entidad.

Eventos

L M M J V S D
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31