-A +A
Inicio >> Actividad Cientifica >> Trasplante Hepatico Pediatrico en la Universidad de Pittsburgh: 1980-2000

Trasplante Hepatico Pediatrico en la Universidad de Pittsburgh: 1980-2000

INTRODUCCION
El primer trasplante hepático en la edad pediátrica se realizó en un paciente con atresia de vías biliares en 1963. Sin embargo, no fue hasta 1967 cuando se obtuvo la primera supervivencia prolongada en un niño con hepatoma que falleció 13 meses después por metástasis. La inmunosupresión utilizada fue azatriopina (AZA) y prednisona (PRED) después de haber comprobado su efectividad en el trasplante renal. Este régimen inmunosupresor fue el de elección entre 1967 y 1980. En este periodo, el 70% de los pacientes que recibieron un injerto hepático fallecieron en el primer año de postoperatorio. Estos
pobres resultados se debieron a múltiples factores, destacando entre los principales: errores técnicos, calidad de los líquidos de preservación, mala selección de los donantes, la asunción de que la disfunción hepática era siempre debida a rechazo sin tener en cuenta otros factores, y por supuesto la ausencia de regímenes de inmunosupresión efectivos. En el inicio de la década de los años 80, y con la introducción de la ciclosporina (CyA) como principal agente inmunosupresor, las supervivencias a 5 años se incrementaron de un 20% con AZA/PRED a un 60-70%, erigiéndose el trasplante hepático ortotópico en
el tratamiento universal para aquellos pacientes con enfermedad hepática terminal. Un mayor conocimiento en el manejo clínico, la adquisición de experiencia quirúrgica, la utilización de nuevas soluciones de preservación y la introducción de nuevos inmunosupresores han mejorado la supervivencia y la calidad de vida de los pacientes trasplantados. En la edad pediátrica, también aportó un cambio cualitativo importante la estandarización de la reconstrucción biliar en forma de hepático-yeyunostomía en Y de Roux.
En este capítulo enfocaremos cuál ha sido la evolución del trasplante hepático pediátrico en la Universidad de Pittsburgh, en donde se comenzó el programa de trasplante hepático con el traslado del Dr. Thomas Starzl, pionero en este campo, desde la Universidad de Denver (Colorado) en el año 1980. Desde entonces se han realizado más de 5000 trasplantes hepáticos, de los cuales aproximadamente un 20% se hicieron a la población pediátrica. En este capítulo incluiremos los diferentes pasos adoptados en nuestra universidad para mejorar las supervivencias, haciendo especial hincapié en los temas de mayor controversia.

INDICACIONES
La indicación, con diferencia, más frecuente para el trasplante hepático pediátrico fue la atresia de vías biliares extrahepática con un porcentaje superior al 50%, seguido de los errores innatos del metabolismo, como la deficiencia de alfa 1 antitripsina, y el fallo hepático agudo fulminante de diferentes etiologías o criptogenético. Le siguen en frecuencia las enfermedades colestáticas como la hepatitis neonatal y el Síndrome de Alagille. Un pequeño porcentaje de pacientes se trasplantó por tumores hepáticos malignos.

Eventos

L M M J V S D
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31