-A +A
Inicio >> Actividad Cientifica >> Monitorización de Fármacos Inmunosupresores. Interacciones Medicamentosas

Monitorización de Fármacos Inmunosupresores. Interacciones Medicamentosas

INTRODUCCIÓN
Desde que en la década de los años 80, se introdujo la ciclosporina (CsA) como fármaco de primera línea en el tratamiento de pacientes con trasplante renal, hepático, de pulmón o corazón, se ha puesto de manifiesto la gran importancia de la correcta utilización de la terapia inmunosupresora en el manejo del paciente trasplantado. El objetivo prioritario del tratamiento con los fármacos inmunosupresores es producir la máxima eficacia en la prevención del rechazo y de la pérdida del injerto, con un mínimo de efectos tóxicos. La eficacia y la toxicidad de estos fármacos no está directamente relacionada con la dosis, por lo que su utilización no se puede realizar sólo en función del peso del paciente, dosificando en mg/kg sin tener en cuenta la farmacocinética y farmacodinamia de cada fármaco inmunosupresor.
Se ha demostrado para la mayoría de los fármacos inmunosupresores, que su eficacia y toxicidad tienen una mayor relación con la concentración del fármaco al final del intervalo de dosificación (nivel valle o Cmin) o con el área bajo la curva (ABC) de concentración-tiempo, que con la dosis. De este modo, midiendo los niveles valle del paciente o el ABC podremos individualizar la dosis del inmunosupresor, mejorando la eficacia y disminuyendo la toxicidad.
Para que la monitorización sea de utilidad, los fármacos tienen que cumplir una serie de requisitos que describiremos detalladamente en las generalidades de la monitorización de fármacos inmunosupresores, pero ante todo tenemos que tener definidos los rangos terapéuticos de los valles o ABC, que serán aquéllas concentraciones de inmunosupresor en las que la eficacia o ausencia de rechazo es máxima y los efectos secundarios son mínimos. Algunos inmunosupresores tienen un rango terapéutico muy estrecho, estando muy cercana la concentración que produce eficacia de la que es potencialmente tóxica, por lo que la monitorización de niveles de fármacos va a ser indispensable en el seguimiento del paciente trasplantado.
Con objeto de unificar los criterios de la monitorización de los distintos inmunosupresores, se han publicado documentos de consenso para intentar garantizar la reproducibilidad y transferibilidad de los resultados entre los distintos centros y países. Para entender cómo se debe realizar la monitorización, empezaremos en este capítulo por describir brevemente el mecanismo de acción de los fármacos inmunosupresores.y la farmacocinética de cada uno de ellos. A continuación se establece una relación de la metodología empleada en la medida de cada uno de los fármacos, los requisitos para monitorizar en cuanto a tipo de muestra, estabilidad de las mismas, horario de extracción, garantía de calidad en el laboratorio, rangos terapéuticos y la frecuencia con la que se debe monitorizar.

Eventos

L M M J V S D
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31