-A +A
Inicio >> Actividad Cientifica >> El Sistema Principal de Histocompatibilidad Humano (HLA) y el Trasplante Hepático

El Sistema Principal de Histocompatibilidad Humano (HLA) y el Trasplante Hepático

EL SISTEMA HLA: GENERALIDADES
El Sistema Principal de Histocompatibilidad (MHC, del inglés Major Histocompatibility Complex) es un conjunto de genes en su mayoría altamente polimórficos, cuyos productos se expresan en la superficie de gran variedad de células y que son responsables de la respuesta inmune “adaptativa”. Se considera que estos genes están presentes en todos los vertebrados y en el hombre recibe el nombre de sistema HLA (del inglés, Human Leukocyte Antigen). Fue descubierto en los años 50 en una situación artificial de trasplante de tejidos de un individuo a otro. Las proteínas que codifican estos genes se denominan “moléculas HLA” o “antígenos HLA” que son los que determinan el rechazo o aceptación de un injerto. Así, dos individuos que expresen en sus células el mismo HLA aceptan tejidos trasplantados uno del otro, e individuos que difieran en estos loci lo rechazarán vigorosamente. Aunque el papel de estas moléculas en el rechazo de trasplantes tiene un considerable interés, la función primordial de las proteínas codificadas por este complejo genético es la presentación antigénica (respuesta inmunológica específica mediada por linfocitos T).
El papel principal de los genes HLA en la respuesta inmune frente a antígenos fue postulada en 1970 cuando se demostró que los linfocitos T antígeno-específicos no reconocían antígenos libres o en forma soluble, sino que reconocían porciones de proteínas antigénicas unidas no covalentemente a las moléculas HLA. Puesto que estas moléculas son proteínas asociadas a membrana, los linfocitos T pueden reconocer antígenos extraños solamente si están unidos a la superficie de otras células. Esta limitación en la activación de los linfocitos T es debida a que interaccionan mejor con otras células que muestran antígenos asociados a moléculas HLA que en forma soluble.
El modelo de asociación del antígeno con la molécula HLA determina el tipo de linfocito T que es estimulado. Así, los antígenos unidos a moléculas HLA de clase I estimulan principalmente linfocitos T CD8+ y los unidos a moléculas HLA de clase II estimulan principalmente linfocitos T CD4+.
La forma en que estos genes influyen en la respuesta inmune frente a diferentes antígenos viene determinada por la modulación del repertorio de células T maduras realizada por el MHC. De esta manera, el sistema inmunológico es capaz de diferenciar lo “propio” de lo “no propio” (patógenos) e incluso de lo “propio alterado” (transformación tumoral).

Eventos

L M M J V S D
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31