-A +A
Inicio >> Actividad Cientifica >> Complicaciones Venosas en el Paciente Trasplantado de Higado

Complicaciones Venosas en el Paciente Trasplantado de Higado

INTRODUCCIÓN
Las complicaciones venosas tras el trasplante hepático (TH) no son frecuentes, pero sus efectos pueden ser devastadores. Las más habituales están en relación con la vena porta, y fundamentalmente se relacionan con anomalías previas de la misma (trombosis, hipoplasia). En otras ocasiones el flujo venoso portosistémico puede estar modificado por derivaciones quirúrgicas previas, lo que condiciona la técnica del implante (ver capítulos 22 y 42). Por último, las anomalías de la vena cava inferior (VCI), más habituales en niños, o la reconstrucción del flujo hepatocavo puede ser origen de complicaciones del drenaje sanguíneo hepático.

COMPLICACIONES PORTALES
Trombosis Portal
Trombosis Portal Pretrasplante
Se presenta en un porcentaje no despreciable de pacientes sometidos a trasplante hepático (0,5-17%). Es más frecuente en pacientes cirróticos (5-15%), pero sus causas pueden ser también otras: trombosis tumoral, derivaciones portosistémicas previas, esplenectomía, cirugía previa del hilio hepático, hipercoagulabilidad, onfalitis neonatal, atresia biliar, etc. Inicialmente se consideró contraindicación para la técnica, debido a los malos resultados obtenidos. Sin embargo, en la actualidad no se considera como tal, y los pacientes con trombosis portal (TP) son trasplantados de forma habitual, si bien es un factor que supone habitualmente una mayor dificultad técnica, y por tanto mayor posibilidad de complicaciones (entre ellas la retrombosis portal) y de mortalidad.
Diagnóstico
Habitualmente, los pacientes tienen el diagnóstico de TP previamente al trasplante, pues se estudian por ultrasonografía duplex. Pero no es raro el hallazgo intraoperatorio por haberse desarrollado en el tiempo de espera pretrasplante o por falsos negativos de la ecografía, aun cuando la especificidad y sensibilidad del duplex color pueden llegar al 100%. La angiografía del tronco celíaco y arteria mesentérica superior con portografía de retorno puede ser útil para una evaluación más detallada de la extensión de la trombosis y el planteamiento correcto de una intervención más compleja de lo habitual, en la que haga falta asociar trombectomía, empleo de injertos vasculares o anastomosis inhabituales. Hoy en día pueden ser alternativas válidas la angio-resonancia o la tomografía computarizada con contraste.
Tratamiento
El objetivo es obtener un flujo venoso apropiado para la reperfusión del injerto a través de la vena porta donante. En la inmensa mayoría de los casos esto es posible mediante la tromboendovenectomía, pero en una minoría de pacientes es necesaria la utilización de injertos venosos.

Eventos

L M M J V S D
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31